Jump to content

Drunk Gaming Stories: Historia Remake: Las pesadillas pueden ser reales...


Sgto Morgendorffer

Recommended Posts

28683015.985000007_003.png.02baf92472d0c32ec680b063e0662a80.png

 

Muy buenas noches para todos/as como ya saben ya es halloween, se que algunos paises no se festeja o tal vez si, pero esta vez les traigo una historia para esta fecha, bla bla bla, sin mas nada que agregar, ahi vamos. 

Protagonista

rgf.PNG.e1019558a4698255dd4b4c4085cfb982.PNG

Musica de ambiente:

Música 1 Música 2

¿Alguna vez pensaste que ir al circo, pasarla bien en familia, disfrutar de las golosinas y los espectáculos, ver por primera vez a los payasos, sentir esa sensación de incomodidad al grado de intentar de convencer a tus familiares de no querer entrar a la carpa del circo e irte a otro lado? Bueno, esta vez no será la excepción, lo que te voy a contar será muy distinto….

 

27 de abril de 1950, Caballito, CABA

Aquel día, iba a ser muy especial, era el debut de nuestro compañero Alfredo que era muy bueno en malabares, pero todo cambio en minutos, el payaso que le tocaba a hacer la acrobacia de la cuerda floja, se había enfermado y no había nadie que podía reemplazarlo. Hasta que llego el jefe del circo Magnus Turner para hablar con el nuevo, le dijo que:

 

Magnus: Oye tú, te vi que eres muy bueno con el malabarismo, te digo desde ya, la gente y en especial los niños, te van a adorar.

Alfredo: ¿Me lo dices en serio?

Magnus: Por supuesto que sí, en eso no te voy a mentir. =)

Alfredo: Pues muchas gracias por sus palabras.

Magnus: Pero antes, quiero pedirte algo, el payaso que iba a hacer de la cuerda floja, no podrá hacerlo porque sufrió una descompensación en su rutina y no podrá hacerlo. Y bueno, te quería pedir si puedes ocupar su lugar por esta vez, ¿Ok?

Alfredo: Pero yo sé hacer malabares, mantener el equilibrio no es lo mío.

Magnus: Tonterías, cualquiera puede hacerlo, mira no me hagas perder el tiempo y vas a subir allá.

Alfredo: No lo hare, ya te dije que esa acrobacia no voy a lograrlo.

Magnus: VAS A SUBIR O TE SACO DEL ESPECTACULO Y SIN EXCEPCIONES.

Alfredo: ¿ME ESTAS AMENAZANDO?

Magnus: PUEDO HACER LO QUE SE ME DA LA GANA, SOY TU JEFE, VAS A SUBIR O TE LAS VERAS CONMIGO YA.

Alfredo: Esta bien jefe, pero solo esta vez y ya.

Magnus: Bien, así me gusta. Ve a prepararte.

En ese momento, el dueño y los demás compañeros, que ese sería su primera y última acrobacia.

1706728079_Circodelterror.jpg.a1dbbfa12222972c03fefa13de901a7d.jpg

Eran las 22 Hs, el circo ya estaba en su show, todo salió bien, y llego el acto de Alfredo. Se notaba que estaba muy nervioso, le costaba subir por la escalera, tenía las manos sudorosas, tartamudeaba, y decía en voz baja:

Yo sé que puedo, no tengo miedo, lo voy a lograr, no mirare hacia abajo, dios ayúdame.

Ya estaba arriba del escenario, miraba a la gente desde abajo, sus otros compañeros, les decían que vas a poder hacerlo y comenzó a caminar despacio por la cuerda, le temblaba las manos, de a poco ya estaba a la mitad de la cuerda y el sonriendo que lo estaba logrando. Pero ese momento llego una tormenta eléctrica, cuando cayó el primer relámpago, se fue la luz y quedamos en la oscuridad, Alfredo pego un salto donde él estaba y como no había luz, se escuchó como un golpe de caída. 15 minutos después, la electricidad regreso, la gente se había asustado, pero gritaron del horror al ver el cuerpo de Alfredo que cayó más de 15 metros. El jefe Magnus apareció y tuvo que suspender la función. La gente salió corriendo y con gritos de lo que paso. Magnus mando a tapar el cadáver y convocar una reunión de emergencia.

Magnus: No me lo esperaba esto. En que me equivoque, ahora nadie nos vera.

Payaso: Todo es su culpa, ahora se comerá un juicio enorme y el circo se va a la miércoles.

Magnus: Yo soy el responsable de todo. Ustedes no tuvieron nada que ver, yo les digo que se marchen y que nadie hable de esto.

El 23 de junio de ese mismo, el jefe y dueño del circo Estrellas celestiales, Magnus Turner condenado a 25 años de prisión por homicidio culposo, amenazas y maltratos a sus empleados.

28 de octubre de 1995

A nomas de 3 días para Halloween, Diego “Kyo” González de 19 años, Isabella de 17, y los mellizos Brisa y Juan de 12. En ese tiempo, Kyo era el hombre de la casa ya que los padres se fueron en un viaje de negocios por Europa y el quedaba a cargo. Brenda estaba obsesionada con las películas de terror a igual que su hermana Isabella, mientras que Juan se pasaba en su habitación buscando noticias o leyendas urbanas por internet y Kyo se pasaba leyendo novelas en el patio. En eso de las 21 hs, ya todos reunidos para cenar, Juan dijo:

Juan: Oye Kyo, mira lo que encontré por internet de esta noticia que paso hace muchos años cerca de este barrio.

Kyo: Que me digas mi apodo se siente raro, a ver que descubriste.

Juan: Es sobre un incidente que paso en el circo que se llamaba Estrellas Celestiales, dice la historia que el dueño del circo, obligo a un payaso que era nuevo en ese momento, murió en medio de su espectáculo. Y dice la leyenda, que se puede escuchar la risa de ese payaso y buscara la forma de hacerte reír.

Kyo: Puras patrañas eso. ¿Acaso tú crees en esas historias inventadas?

Juan: Puede ser ¿y que tu no le tienes miedo a los payasos?

Kyo: ¿Miedo yo? Hahahahahahaha ni loco.

Isabella: Vamos hermano, una vez te invite a un juego de terror, y cuando salieron los payasos, no miraste al monitor.

Kyo: ¿Y tú crees que con eso voy a tener miedo?

Juan: Si de verdad no tienes miedo, porque no vamos a ese circo abandonado que está a 12 Km de acá. ¿Te parece?

Isabella: Anda Diego, a ver si no tienes miedo.

Kyo: Esta bien, está bien, mañana por la tarde vamos a ese lugar y les probare que no tengo miedo. ¿Y tú Brisa quieres ir?

Brisa: a mí me da igual, porque no soy miedosa como vos hermano.

Kyo: ………………………………

Juan, Isabella: UHHHHHHHH. Hahhahaahhaha

Kyo: Ya cállense. Ya verán ustedes.

Al día siguiente, ya cayendo el sol, se prepararon para salir, llevaron linternas y emprendieron el viaje. Mientras en el camino, uno de los hermanos pregunto:

Juan: ¿Asustado Kyo?

Kyo: Sigue riéndote, veras que no tengo miedo a nada.

Juan: Eso lo veremos.

Ya casi llegando al circo, había un montón de folletos viejos tirados por la vereda, había comida podrida esparcida por el camino y pisadas de zapatos de payaso. El circo seguía ahí, pero la carpa semi-destruida. En eso Kyo dijo:

Kyo: Bueno ya llegamos, ya se hizo algo de noche, ¿qué tal si nos regresamos?

Juan: Pero acabamos de llegar y son las 19:30 Hs, dame mi linterna y voy a explorar.

Isabella, Brisa: También nosotras iremos a ver.

Kyo: Bueno ya, entrare.

Comenzaron a ver todo el circo de por fuera de la carpa, encontraron periódicos viejos del accidente del circo y del juicio de Magnus. En eso Kyo, para ser más valiente, entro solo a la carpa, era muy oscuro adentro, prendió su linterna y lo que vio fue las gradas de los espectáculos sucios, el escenario estaba hecho un desastre, y cuando se acercó, había una mancha de sangre en el suelo, luego miro hacia arriba y era la cuerda floja. En ese momento la linterna comenzó a fallar, comenzó a asustarse y luego escucho una risa. Pensó que era una broma de sus hermanos, pero cuando la linterna volvió a funcionar, al lado suyo, encontró una pelota, lo levanto y vio que esa pelota tenia sangre. La soltó y decidió irse, justo volvió a fallar la linterna y ya en oscuras, escucho un grito que venía de atrás de él, comenzó a correr en la oscuridad y al volver a funcionar la linterna, encontró un traje de payaso, todo sucio y mordido.

13.jpg.e573268214cf76f32f4c0b11accee11e.jpg

En ese instante, cuando ya estaba por salir de la carpa, a lo lejos vio unos ojos que lo estaban mirando y se escuchó otra vez esa risa. Cuando Kyo, salió de la carpa, busco a sus hermanos y les dijo que nos volviéramos a casa, en eso Juan le responde:

Juan: ¿Y qué paso hermano que encontraste?

Kyo: No pienso decir nada, volvamos a casa, AHORA.

Sin más nada que decir, regresaron a casa y en el camino, Kyo estaba nervioso y sudando por lo que había pasado en esa carpa. Ya de vuelta en casa, sus hermanos vieron que Diego no se encontraba bien, en eso Isabella le pregunta:

Isabella: Oye Hermano, que pasa? ¿Te sientes bien?

Kyo: Si estoy bien, ¿por qué lo preguntas?

Isabella: Te noto raro desde que volvimos de aquel circo.

Kyo: QUE ESTOY BIEN DIJE, AHORA DEJENME EN PAZ. Iré a tomar un baño y que nadie me joda.

Isabella: Uy bueno che.

Mientras que sus hermanos estaban jugando en la PC, Kyo se fue a tomarse un baño, ya cuando estaba en la ducha, volvió a escuchar esa misma risa del circo. Se asustó otra vez, y dijo que solo era su imaginación. Más tarde esa noche, ya cuando se acostó y cuando estaba por dormir, escucho una melodía de circo y esa risa que venia del baño. Kyo se tapó los oídos e intento distraerse con otra cosa para no pensar en ello. Y cuando pensó que todo había acabado, una voz dijo:

ASI QUE NO TE GUSTA LOS PAYASOS, ¿CIERTO? BUENO, ¡SERA MEJOR QUE TE HAGA SONREIR TE GUSTE O NO!!!

Salto de la cama y se fue a la cocina para lavarse la cara, mientras decía:

No puede ser verdad, la leyenda no puede ser real, solo es mi imaginación.

Al día siguiente, los hermanos se levantaron para desayunar y Kyo estaba en la cocina con los ojos abiertos, no durmió nada y en eso sus hermanos le dijeron:

Brisa: Oye que te paso? Te ves horrible.

Kyo: No es nada, solo que no tenía sueño y vine para acá.

Isabella: Hmmm ok? Vamos a desayunar. ¿Quieres?

Kyo: Esta bien.

Juan saco la caja de cereal que venía un payaso dibujado y el hermano mayor reacciona:

Kyo: SACA ESA CAJA DE MI VISTA.

Juan: Oye hermano calma, es solo una caja de cereal.

Kyo: Si, es solo una caja, todo es mi imaginación, no es real, yo estaré bien.

Sus hermanos vieron que Kyo comenzó a tener una conducta muy errática y por las noches a la hora de dormir, gritaba que no le gustaba comer comida podrida y mirar malabares.

31 de octubre de 1995

Ya es Halloween, todos nos preparamos para ver la maratón de terror, pero Kyo se mantenía encerrado en su habitación, no hablaba con nadie, decía que todo no es real, golpeaba su cara contra la puerta y caminaba por todo el cuarto. Y a las 2:55 Am, cuando todos estaban dormidos, Kyo comenzó a correr por toda la casa, golpeando su cara en las paredes y gritaba que decía:

TU NO ERES REAL, YA BASTA, NO ME GUSTAN LOS PAYASOS.

En eso, sus hermanos se despertaron y lo agarraron para que no se escape, su hermana Isabella al ver su estado, todo golpeado con sangre con rasguños y mordidas. Dijo:

Isabella: Ya sabía que ir a ese circo era una mala idea, y todo tu culpa Juan.

Juan: ¿MI CULPA? Tú también le dijiste que era un miedoso y le insististe que fuéramos a ese lugar.

Isabella: SI, PERO TU COMENZASTE TODO.

Brisa: Basta, gritarnos no ayudara en nada. Hay que hacer algo, tu eres la segunda al mando. A ver que se te ocurre.

Isabella: Que quieres que haga yo? No se que hacer. Vamos a llevar a su cuarto, atarlo en la cama y cada uno haremos por turno para vigilarlo.

Llevaron a Kyo a su cuarto ya dormido, lo ataron en la cama e Isabella fue la primera en vigilar.

Isabella: yo haré guarda, ustedes esperen abajo en la sala. Gritare si pasa algo

Brisa y Juan: Esta bien.

Paso 1 hora hasta que Kyo volvió a tener otra pesadilla, Isabella grito a sus hermanos para que la ayudaran ya que Diego se sacudía cada vez más fuerte y al punto de atacarlos que decía:

Kyo: NO SE ME ACERCEN SUCIOS PAYASOS, YA TUVE SUFICIENTE DE TORTURA QUE HASTA ME OBLIGARON A TOMAR VASO DE SANGRE.

Los hermanos salieron corriendo de la habitación de Diego y lo dejaron encerrado. Ya en el Living, estaban pensando que hacer con él, se asustaron de que nos iba a lastimar y nos gritó. Isabella tuvo una idea, pero sería algo muy difícil para nosotros.

Isabella: Miren, a nuestro hermano al ver que tiene fobia a los payasos, de sacudir fuerte y logro liberarse de las ataduras de la cama, a punto de atacarnos y de gritarnos, la culpa es de toda nuestra, ahora debemos asumir las consecuencias. Hay que llamar a un hospital psiquiátrico.

Juan: ¿Estas segura?  ya no lo veremos más a nuestro hermano?

Isabella: No hay otra opción, la puerta de du habitación ya está por romperse de tantos golpes que se dio.

Brisa: Bueno en eso tienes razón, ver así a mi hermano no es nada gracioso.

Isabella: Pásame el teléfono.

Marco el número del hospital psiquiátrico, les conto todo lo que paso y ellos dijeron que en 30 minutos irán a su domicilio. Cuando llegaron, Isabella les dijo donde esta Diego, al llegar su habitación, Kyo los miraba con una mirada perdida y sin hacer fuerza, se lo llevaron a la ambulancia al hospital, donde quedo bajo observación, por las noches, en su habitación, Diego se reiría de la nada y decía que ya los payasos ya no les tenía miedo, hasta terminar de golpearse la cabeza con la pared y piso. Los médicos tuvieron que darle sedantes para que se duerma y su sonrisa se alargaba hasta parecer doloroso.

manicomio_byn.jpg.25d8f139cd4aee2e1bebaec44e0ca3f8.jpg

Mientras que sus hermanos en casa, lo extrañaban y decían que algún día volverá a casa.

Ya 5 de noviembre, recibieron una llamada del hospital donde estaba internado Diego y dijeron que se encuentra en estado de coma, porque estos días se estuvo pegando la cabeza tan fuerte que quedó inconsciente. En ese momento, Isabella les conto a sus hermanos sobre la llamada y sintieron una culpa grande que no se los esperaba que todo pasara de mal a peor.

Brisa fue al cuarto de su hermano, y debajo de su cama encontró un cuaderno que tenía algo escrito, y decía así:

29 de octubre

Después que visitamos ese circo, esa noche no pude dormir bien, soñé que esos ojos que vi en la carpa, me seguían. Escuchaba una risa que no me dejaba en paz. Grite en mis sueños para ver si mis hermanos me oyeran, pero no, estaba solo en la carpa, atado de pies y manos. Al final el payaso se me apareció de frente todo ensangrentado, su traje todo roto, no me hablaba, solo me hacía ver sus malabares, que eran cabezas de animales, luego en su acto me mostraba las lenguas de animales que el saco, después me hizo tomar un vaso lleno de sangre, que termine vomitando, Le dije que me deje ir, él dijo que me soltara si admito que los payasos son divertidos. Le grite diciendo que no, entonces siguió con su espectáculo y cada vez más bizarros que seguía vomitando. Al tercer día, me desato y me obligo a subir a las escaleras para que yo haga el acto de la cuerda floja, me estaba apuntando con una flecha para que no escape, y sin nada que hacer, cruce la cuerda sin caerme, al llegar al otro extremo, el payaso ya me estaba esperando para que vuelva a hacerlo y me tuvo así por varias horas… Al terminar todo eso, me volvió a atarme los pies y manos, pero ahora me estaba tirando baldes con agua junto con la comida podrida. Ya quería despertarme y salir de esta pesadilla, no puedo más.

Brisa al terminar de leerlo, se los mostros a los demás hermanos y quedaron con una sensación de incomodidad. Al final cerraron la puerta de la habitación con llave. Después se fueron a la sala hasta mas tarde.

Esa noche, escucharon la melodía de circo junto con una risa de payaso y lo que dijo fue:

¡NO SE PUEDEN DORMIR AHORA, LA FUNCIÓN APENAS ACABA DE COMENZAR! HAHAHAHAHAHAH

 

maxresdefault-770x481.jpg.06d19947407d084e37134bb3cd800460.jpg

Link to comment
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Unfortunately, your content contains terms that we do not allow. Please edit your content to remove the highlighted words below.
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...